viernes, 21 de octubre de 2011

Telescopio Espacial Spitzer detecta una tormenta de cometas sobre otro sistema solar

 

Un evento similar al que ocurrió hace varios miles de millones de años en nuestro Sistema Solar fue lo que detectó el Telescopio Espacial Spitzer en un sistema solar cercano, por lo que los científicos no han dudado en calificarlo como el mejor ejemplo para demostrar la forma como se inició la vida en nuestro planeta.
El evento al que hacen mención los investigadores se le conoce como “Bombardeo Pesado Tardío” y consiste en una especie de lluvia de cometas y otros objetos helados, provenientes desde el exterior del Sistema Solar y que terminaron chocando con diversos planetas. En dichos cuerpos habrían sido transportados los ingredientes necesarios para el surgimiento de vida en nuestro planeta.
Gracias a los detectores infrarrojos del Telescopio Spitzer, los científicos lograron detectar una banda de polvo girando en torno a una brillante estrella cercana en el cielo del norte, conocida como Eta Corvi.
El polvo descubierto se encuentra lo suficientemente cerca de la estrella como para que puedan existir planetas similares a la Tierra, algo que para los investigadores sería consecuencia de una colisión entre un planeta y uno o varios cometas.
Los investigadores fueron capaces de analizar la luz procedente del polvo que gira en torno a Eta Corvi, encontrando ciertas “huellas dactilares” químicas entre las que se encontrarían hielo de agua, materia orgánica y rocas. Por si esto fuera poco se logró determinar que el tipo de luz emitido por el polvo se asemeja a la del meteorito Almahata Sitta (impactó a la Tierra en varios fragmentos sobre Sudán en 2008). Dichas similitudes responderían a que ambos objetos tuvieron un lugar de nacimiento común en sus respectivos sistemas solares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deje Su Comentario